¡Tu leche materna es su mejor alimento! 5 signos para identificar que tu bebé se está alimentando bien en la lactancia

El mejor regalo que le puedes dar a tu hijo es alimentarlo con leche materna; se trata de una etapa mágica para los dos. Descubre si queda satisfecho después de que lo amamantas.

¿Tienes dudas sobre si tu bebé está quedando satisfecho con tu leche materna? ¡Tranquila! No eres la única que se hace la misma pregunta, eso solo demuestra lo mucho que te preocupas por la salud y el bienestar de tu pequeño.

Cuando estás lactando es importante que tengas en cuenta si tu bebé está quedando lleno después de cada amamantada, y para eso puedes seguir algunos consejos que te ayudarán en este proceso.

Empieza analizando el comportamiento de tu bebé para poder descubrir si queda satisfecho con tu leche: 

5 signos que te indican que tu bebé se está alimentando bien con tu leche materna

  1. El bebé parece estar satisfecho y tranquilo después de amamantar.
  2. Se distrae fácilmente o voltea la cabeza hacia otro lado.
  3. Extiende sus dedos, brazos y/o piernas.
  4. Sientes y escuchas como deglute durante el amamantamiento y disminuye la velocidad de succión durante la alimentación.
  5. Se queda dormido o detiene la succión y suelta el pezón de su boca.

Otros factores que puedes tener en cuenta para saber si tu bebé se está alimentando bien es que debe mojar entre 5 y 6 pañales al día, tener dos deposiciones diarias y que su crecimiento es el adecuado para su edad. 

Cuando no queda lleno puede presentar los siguientes signos

  • No queda satisfecho tras la toma.
  • Mueve la cabeza de un lado a otro en búsqueda de pecho.
  • Está muy inquieto y llora.
  • Se succiona su mano.

Ten en cuenta que cuando tu bebé no queda satisfecho puede ser por diferentes causas que debes evaluar para poder solucionarlas.

Causas relacionadas con tu bebé por las que puede no quedar bien alimentado

  • Puede que tu hijo no esté agarrando adecuadamente el seno, por una técnica inadecuada o mala posición. Es importante verificar que tu bebé tenga un adecuado agarre al seno, y adicionalmente, que no presente un trastorno de la succión y deglución.

Aprende las mejores técnicas para lograr una lactancia materna efectiva.

  • También debes verificar que el niño no presenta problemas de oídos o congestión nasal que le generen incomodidad durante la lactancia. 

Causas relacionadas contigo que pudieran afectar el amamantamiento

  • Puedes estar presentando mucho estrés o depresión postparto lo que no contribuye a la producción de leche materna.
  • No tienes una adecuada técnica y posición de lactancia.
  • Estás consumiendo algún alimento o medicamento que puede comprometer la producción de leche materna.
  • Puede estar relacionado con enfermedades hormonales que pueden disminuir la producción de leche materna.

Si consideras que tu producción de leche es baja, es importante que consultes a un profesional médico para solucionar el problema.

Acá puedes descubrir variedad de cosas que puede afectar tu producción de leche y cómo solucionarlo. 

¡Logra un amamantamiento feliz!

Una de las causas por las que tu bebé no queda satisfecho es porque no logra ingerir una buena cantidad de leche, pero ¡hay solución! Puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones para lograr un amamantamiento eficaz:

  • A mayor demanda, mejor producción de leche. Así que debes ofrecerle seno a libre demanda lo más frecuente posible.
  • Busca un lugar cómodo y tranquilo para lactar a tu bebé. Cuando estás tranquila y feliz tu producción de leche se ve incrementada también.
  • Ten contacto piel con piel con tu bebé, esto ayudará a que la lactancia mejore.
  • No se recomienda el uso de medicamentos ni de hierbas para incrementar la producción, algunos pueden llegar a ser tóxicos si se usan de manera incorrecta. 

Además, siempre es importante verificar que tu bebé se agarre adecuadamente al seno para asegurarte de que se esté amamantando bien. Así sabrás si tu hijo está teniendo un buen agarre:

  • La boca de tu bebé está bien abierta.
  • Sus labios están evertidos.
  • Se te ve más areola por encima del labio superior de tu bebé.
  • Su mentón toca tu pecho.

La lactancia materna es un acto de amor con el que tu bebé quedará satisfecho y feliz. Recuerda ofrecerle leche materna sin horarios y sin tiempos límites en cada toma, ya que su apetito varía cada día. Como madre, aprenderás a reconocer los cambios en su apetito y su necesidad diaria ¡No te desanimes! 

Dra. María Juanita Gómez

Pediatra y Neonatóloga 

Únete al Club Mamás y Papás Alpina y descubre más consejos y recomendaciones de especialistas para lograr una lactancia materna efectiva. 

CARGANDO...

cuchara bebé