5 consejos prácticos para adaptarte a las nuevas rutinas con tu bebé recién nacido

Los primeros días de tu bebé son claves para establecer rutinas que les permitan conocerse y tener una guía sobre los cuidados necesarios en esta etapa. Descubre cómo hacerlo.

¡Mamá y papá, comienza la aventura! Ya están en casa con su bebé y ahora es momento de conocerse y crear rutinas que les permitan definir lo que será la nueva dinámica familiar. En los primeros 40 días todo es muy nuevo y quizás empiecen a sentir que el cansancio, las dudas y el miedo los visitan. ¡No se preocupen, es normal! Lo importante es apoyarse, confiar en su instinto y verán que poco a poco todo empieza a ser más fácil.

Los primeros días del bebé son de muchos cambios y establecer rutinas, esto nos ayuda a lidiar y manejar de forma positiva esa situación. Durante los primeros años de vida el cerebro de los niños está en su mayor etapa de crecimiento y desarrollo, por eso es un gran momento para acoplarlo a las rutinas familiares, sin embargo, es importante comprender que el bebé puede no ser constante, y eso no quiere decir que han fracasado en el establecimiento de las rutinas. 

Principales rutinas que puedes establecer con tu bebé recién nacido

  • La hora del baño

    Este es un gran momento para ti y tu bebé. No solo está relacionado con un tema higiénico, sino también con un tema de estimulación y relajación para tu bebé. Para hacerlo procura que la temperatura del agua esté entre 35-37ºC, puedes confirmarlo con un termómetro o comprobarlo en la piel de la cara interna de la muñeca. Usa productos hipoalergénicos y una tina que quede a tu altura, debe estar en una superficie estable y que tenga en su interior una superficie antideslizante. En el momento del baño la cara del bebé siempre debe ser visible. 
  • Alimentación con lactancia materna

    Durante sus primeros días tu bebé comerá en una frecuencia de cada 3 horas. La lactancia materna es recomendable ofrecerla a libre demanda, tu bebé va a lograr extraer la cantidad que necesita, pero no debe pasar un tiempo mayor de 3 horas sin comer. En los primeros días tu bebé puede tomarse un tiempo de media hora y hasta una hora lactando por toma. 

Puedes conocer con ¿Qué frecuencia debo amamantar a mi bebé y por cuánto tiempo?  

  • Higiene para tu bebé

    Cambiar los pañales de tu bebé puede ocupar gran parte de tu rutina diaria. La frecuencia y consistencia de las deposiciones del bebé pueden variar durante los primeros 40 días. En los primeros días expulsarán el meconio que tiene aspecto espeso y verde, y puede presentar de 6 a 8 deposiciones al día. Cuando solo presenta orina no es necesario cambiarlos inmediatamente, ya que la mayoría de los pañales desechables pueden disminuir la humedad.
  • Uñas

    Otro de los grandes retos de los primeros 40 días de tu bebé puede ser cortar sus pequeñas uñitas. Si no tienes la experiencia para hacerlo con el cortauñas o tijera especial, puedes limarlas cuando estén visiblemente largas.
  • Cordón umbilical

    Con el cordón umbilical es importante que lo mantengas seco y fuera del pañal para favorecer su momificación. No es necesario el uso de soluciones antisépticas ni de otras sustancias. 

5 consejos prácticos para adaptarte a las nuevas rutinas con tu bebé recién nacido

  1. Durante los tiempos en que tu bebé duerme, trata de dormir a la vez, si no logras hacerlo, el solo hecho de recostarte puede ayudarte a descansar. También puedes usar estos espacios para organizar un tiempo para ti, donde puedas comer con tranquilidad, leer, escuchar la música que te gusta y hacer tus rutinas de cuidado personal. 
  1. La práctica del porteo ergonómico te ayudará a continuar con tus actividades básicas diarias y dará mayor comodidad y seguridad al bebé. 
  1. Siempre debes atender el llanto de tu bebé. El llanto será el único lenguaje, transitorio, de las necesidades de tu hijo, así que no dudes en cargarlo en tus brazos, y poco a poco lograrás interpretar las diferentes causas de su malestar o incomodidad.  
  1. Pedir ayuda. En lo posible, las tareas del hogar y algunas laborales, deberán ser delegadas a familiares o cuidadores para que puedas dedicarte al cuidado del bebé. 

 Descubre como puede ser Tu rol como papá en los cuidados de tu bebé. 

  1. Que tu bebé duerma cerca a sus padres, en la misma habitación cerca a la cama con las medidas de sueño seguro, hará que las tomas nocturnas de leche materna sean menos agotadoras. 

Ser madre es una tarea que requiere dedicación 24 horas al día y ¡Sí, eso puede llegar a ser muy agotador! Rodéate de tu pareja, familiares o amigos que cuiden de ti para que puedas cuidar de tu bebé. Y tranquila, a medida que pasen los días las diferentes situaciones se irán superando, y poco a poco encontrarás diferentes estrategias que harán la vida más sencilla.

Y lo más importante: confía en tu instinto. Después del nacimiento de tu bebé experimentarás mayor sensibilidad y agudización de tus sentidos, lo que te permitirá estar al cuidado del bebé. Tampoco dudes en pedir ayuda si lo necesitas, la maternidad es una ocupación que demanda tiempo, paciencia y constancia, sin embargo, la recompensa lo vale, el amor entre tú y tu bebé es un lazo maravilloso para toda la vida. 

Dra. María Juanita Gómez

Pediatra y Neonatóloga 

La maternidad es un poco más fácil si tienes las recomendaciones y consejos de los especialistas. ¡Únete al Club Mamás y Papás Alpina y accede a todos nuestros contenidos y charlas exclusivas!

CARGANDO...

cuchara bebé