Conoce todo sobre la crisis de los 3 meses ¡Tranquila, es muy manejable!

El desarrollo en tu bebé cada día es más evidente y emocionante. Conoce algunos consejos para manejar de forma positiva los cambios que se pueden presentar en esta etapa y continuar su estimulación en los grandes 3 meses.

Ya han transcurrido tres meses con tu bebé, para este momento ya sabes que los pequeños cambios que tu bebé va experimentando día tras día son un camino muy emocionante, la crianza está llena de desafíos.

Para esta etapa ya los cambios en el desarrollo social, emocional, físico y cognitivo de tu bebé comienzan a ser más evidentes, pero recuerda que cada niño es único e irrepetible, por lo que sus logros irán en su propio ritmo. En los controles médicos verás como tu bebé va aumentando de peso y talla, en casa lo notarás más activo y despierto.

Tu bebé ya es capaz de reaccionar ante ruidos, podrá diferenciar entre objetos blanco y negro, los sentidos de la vista y el oído ya están madurando. También mueve brazos y piernas de forma intencional, pero sin mucha coordinación, en esta etapa intenta coger con las manos lo que se encuentra a su alcance, es su forma de explorar el mundo. 

Puede parecer una crisis, pero los cambios a partir de los tres meses son parte del desarrollo

Todos estos cambios que empezarás a notar en tu bebé también se pueden ver reflejados en algunas de sus rutinas, como por ejemplo la alimentación y el sueño. Lo primero que debes saber, es que se trata de algo propio del desarrollo que está teniendo tu bebé y toda “crisis” es una situación pasajera.

Puede que empieces a notar que tu bebé ya no pida seno tan frecuentemente, sus tomas sean un poco más cortas o llore al mamar. A esta situación se le conoce como la crisis de lactancia de los tres meses. No te preocupes, es normal y está asociada a varios factores.

El primero es que tu niño ya tiene meses de práctica con la lactancia materna, lo que hace que su succión sea más fuerte y efectiva, obteniendo así la leche que requiere en menor tiempo, en ocasiones teniendo que esperar que la leche salga, lo que puede ocasionarle el llanto.

Tu cuerpo se ajustará a estos cambios y modificará el proceso de producción de leche materna según la nueva demanda de succión de tu bebé, y en poco tiempo verás que el proceso vuelve a ser óptimo.

En el sueño también notarás un cambio. Le será más difícil conciliar el sueño, todos los cambios y habilidades que tu bebé va adquiriendo lo tienen mucho más activo, por lo que el sueño disminuye un poco. Tu bebé tendrá menos horas de sueño, se despertará con más facilidad porque ya su sentido del oído está más desarrollado y es más sensible a cualquier ruido.

Esta situación puede llegar a ser agotadora y sentirse como una crisis, también se irá regularizando poco a poco. Tu bebé ajustará sus horas de sueño, ayúdalo estableciendo una rutina de sueño antes de ir a dormir, como hacerle un masaje, leerle un cuento, etc. 

El apego y otras formas de estimular a tu bebé de 3 meses

Tu bebé disfruta todos los mimos que le haces, pero una de las cosas que más le encanta es el contacto piel a piel. Este se fomenta desde el nacimiento y le ayuda a tu bebé a relajarse, a sentirse cálido, amado y seguro, lo que verás reflejado en el futuro en su forma de relacionarse con los demás.

Otras formas importantes de estimular a tu bebé durante esta etapa son:

  • Recuerda que el oído de tu bebé ya está madurando, así que cántale, háblale, cuéntale cuentos cortos y trata de imitar los sonidos que emite. 
  • Busca siempre hacer contacto visual con tu bebé y mantenerlo el mayor tiempo posible. 
  • Proporciónale distintos tipos de objetos para que pueda cogerlos con sus manos y comience a explorar el mundo y las diferentes texturas. Cuida que sea elementos seguros porque es muy probable que intente llevárselos a la boca. 
  • Con tu bebé acostado, ubícate detrás de él para que no te vea y mueve frente a su rostro, a una distancia de 20 cm a 30 cm, un objeto de un lado a otro. Esto irá despertando poco a poco su interés. 

Esta aventura apenas comienza, aún faltan muchos momentos emocionantes por vivir, pero ya ves que cada instante con tu bebé se disfruta al máximo, fortalece el vínculo entre ustedes y además se convierte en un hermoso recuerdo. Recuerda asistir periódicamente a las citas de control para que junto a tu pediatra, asegurarte que todo el crecimiento y desarrollo de tu bebé marche según lo esperado. 

Dr. Darío Botero

Pediatra y Puericultor 

Tenemos muchos más contenidos escritos por especialistas para acompañarte en la gran aventura de ser padres. Únete al Club Mamás y Papás Alpina y descúbrelos. 

CARGANDO...

cuchara bebé