¡Tu niño cumple 4 años! ¿Regresan las pataletas?

Tu niño cumple 4 años y adquiere independencia y autonomía. Descubre si regresan las pataletas y cómo ayudarlo a iniciar su vida escolar con los consejos del Dr. Rubén Franco.

La edad de los 4 años a la vez trae consigo cambios en el desarrollo y estimulación de tu hijo, por lo que es el momento para acompañarlo en su transición a la vida escolar. En esta etapa, puede ser que también regresen las épocas de las temidas pataletas en las que el niño manifiesta sus inconformidades. 

El hogar como pilar para su desarrollo personal

Tu hijo ha cumplido 4 años y empieza a enfrentar situaciones de vida que son nuevas, como padre debes hacerlas más llevaderas. El niño comparte contigo la mayor parte de su tiempo en casa, en un entorno cercano y conocido para él, pero una vez se acerca la etapa de la escolaridad lo recomendable es que cuente con mucha confianza y le inculques buenas cualidades de socialización para adaptarse rápidamente a su nuevo entorno. 

El colegio es un lugar para aprender y divertirse

Hogar y colegio deben compartir los fundamentos de educación, desarrollo y estimulación física y creativa. En la institución educativa, los profesores son la autoridad y en casa los padres, por ello debe existir una relación cercana entre las enseñanzas que el niño recibe en ambos espacios para brindarle la oportunidad de afianzar su disciplina.

Para lograr una gran adaptación a la escolaridad los amigos son importantes. Realizar deportes como montar bicicleta al aire libre, nadar o simplemente correr como un gran atleta son experiencias que le permitirán hacer amigos y formar su idea de sociedad. 

Principales cambios en su desarrollo

Un niño de 4 años generalmente tiene buenas habilidades comunicativas, con un lenguaje fluido, buen vocabulario y claridad en las frases que expresa. Quizá las mayores dificultades de habla la presenten con la pronunciación de la R y la RR, por lo que no debes preocuparte si aún tu hijo no logra decirlas correctamente, piensa que es un tema más común de lo que crees.

Durante esta etapa, también podrías encontrar que tu hijo comienza procesos básicos de su aprendizaje como:

  • Interés por conocer herramientas tecnológicas, manuales o de interacción social.
  • Interés por aprender sobre música.
  • Desarrollo de intereses artísticos como colorear y realizar tareas de manualidades. 

Por eso acá te tenemos recomendaciones sobre cómo preparar la entrada al jardín para tu hijo. 

¡Con 4 años ya tienen autonomía!

A lo mejor tu niño genera decisiones y actitudes que lo hacen parecer alguien mayor. Nada de esto es una generalidad, pero puede ser completamente normal que a esta edad tengan procesos de autonomía e independencia que derivan en ocasiones, por ejemplo, en querer ir al baño solo, aunque recuerda que siempre debe contar con tu supervisión para ello. Otras maneras de manifestarlo son queriendo realizar tareas por su cuenta, por lo que es bueno estar alerta para brindarle instrucciones sencillas y acompañarlo para que sienta tu respaldo. 

Pueden regresar las temidas pataletas

¡Nada que hacer! En algún momento todos los padres tuvieron que afrontar una situación que genera angustia: las pataletas. En ocasiones aparecen a la edad de los 2 años y regresan una vez cuando el niño cumple los 4.

Pero ¡Qué no cunda el pánico! En esta edad es común que tu hijo manifieste inconformidades contra el mundo entero. La razón principal por la que los niños suelen hacer pataletas es para llamar tu atención. Una acción importante para contrarrestar los poderes de los gritos y el llanto es que tanto papás como profesores aprendan a manejar esta conducta.

Las pataletas deben ser asumidas con amor y apoyo psicoafectivo. Es importante no generar mayor conflicto y no entrar en discusiones, por lo que el manejo correcto de estas actitudes debe ser sin regañar al niño. Una vez que termine la pataleta lo mejor es hacer de cuenta que todo sigue igual, sin darle explicaciones y sobre todo sin consentirlo, pues ten en cuenta que esta es una actitud transitoria.

Para disipar dudas es aconsejable que mires su entorno y revises que todo esté bien. Para detectar alguna situación que le esté molestando a tu hijo, esta son algunas señales:

  • Falta de apetito.
  • Cambios de comportamientos y temperamento.
  • Angustia o ansiedad. 

¡Vuelve a ser niño con tu hijo!

La edad de 4 años es inolvidable para los padres. Una de las grandes lecciones que tendrá tu niño para siempre será la interacción contigo, jugar sin pararse del piso, ensuciarse juntos y armar castillos de reyes o casas de muñecas. Aprovecha estos momentos, vuelve a ser niño y celebra sus triunfos en la etapa escolar afianzando los lazos que no se romperán jamás: los del amor, las enseñanzas y las lecciones de vida aprendidas junto a tus hijos.

Dr. Rubén Darío Franco

Pediatra 

La crianza es una gran aventura y en Alpina te acompañamos con contenidos escritos por especialistas. Únete al Club Mamás y Papás Alpina para disfrutar de más contenidos. 

CARGANDO...

cuchara bebé