Los meses 6 y 7 de tu bebé transcurren entre juegos y besos

La Dra. Amparo Diaz nos cuenta los importantes logros en el desarrollo de tu bebé de 6 a 7 meses y las recomendaciones para disfrutar la gran aventura de crecer.

¡Bienvenidos al sexto mes de vida del bebé! Entre los 6 y 7 meses, tu niño que antes permanecía gran parte del tiempo acostado y lloraba solo para satisfacer sus necesidades de hambre, cambio de pañal o ser atendido, presenta una gran transformación, con el principal logro motor de esta etapa que es mantenerse sentado, empieza a descubrir su entorno y deja entrever rasgos de su temperamento que hasta este momento no eran tan claros. 

¡Qué divertido todo lo que es capaz de hacer tu bebé de 6 y 7 meses!

Desde la posición de estar sentado tu bebé descubre lo que puede hacer con sus manos:

  • Agarra los objetos que tiene cerca utilizando los dedos como si fueran un rastrillo. 
  • Los pasa de una mano a otra. 
  • Explora todo lo que agarra y lo lleva a la boca para saborearlos, morderlos o chuparlos, esta es su forma principal de conocer los objetos en esta etapa. 
  • Se distrae mucho arrojando los objetos y va a pedir a su manera que se los entreguen nuevamente, lo cual repetirá muchas veces porque ¡acaba de hacer un gran descubrimiento! el principio de la causa y el efecto: si tiro los objetos, mi mami los recoge. 
  • Otro logro muy importante y divertido para tu bebé en esta etapa es entender que los objetos están ahí, aunque no los vea, por lo que le va a gustar jugar a encontrar objetos escondidos parcialmente. Intenta colocar su osito y tápalo un poco con una frazada y el bebé estará encantando de encontrarlo debajo de la misma.

También te puede interesar: actividades paso a paso para estimular a mi bebé de 6 a 12 meses.

¡Más ágil y risueño, así es el desarrollo de tu bebé de 6 a 7 meses!

Tu bebé ya es capaz de notar que sus brazos pueden ser un punto de apoyo para cambiar de posición, y los usará para empezar a voltearse y a sentarse sin ayuda de otros. Te divertirás al ver cómo tu bebé descubre que al estar boca bajo puede mover sus brazos y piernas como si fuera a nadar.

Los sentidos de la vista y el oído están claramente más desarrollados, puedes observar cómo dirige la mirada hacia objetos que están distantes a él, como los mira con atención y detalle. Lo mismo sucede con sonidos: busca la fuente de origen y es claro que trata de entender su significado.

Tu bebé está muy atento a tus palabras, aunque no entiende el significado de las mismas, es capaz de asociar entonaciones de tu voz y tus gestos a las diferentes circunstancias de su cotidianidad, respondiendo con su balbuceo, sonrisas y gestos.

¡Recuerda que es muy importante hablar con él, contarle que van a hacer juntos y cantarle! 

Sus rasgos de personalidad y socialización afloran: sonríe, juega con las personas que lo rodean, pero también expresa con llanto sus emociones, si no le gusta que mamá salga de la habitación, llorará y gritará para expresarlo. 

¡Comienza una gran etapa para tu bebé en el desarrollo, estimulación y alimentación infantil!

Entre los 6 y 7 meses la mayoría de los niños empiezan a recibir alimentos diferentes a la leche materna. Es importante que el niño tenga la capacidad de sostener su cabeza y su tronco con firmeza para sentarlo en su silla e iniciar la administración de alimentos de consistencia blanda.

Puedes empezar su alimentación complementaria con purés de verduras con pollo o carne, granos y frutas. Ofrece los alimentos con cuchara. Es importante que el niño conozca sabores y texturas nuevas para él. Inicia con cantidades pequeñas: 2 a 3 cucharadas por comida y aumenta la cantidad gradualmente.

Es importante recordar que el niño está en un proceso de aprendizaje: invítalo a comer, ofrece los alimentos repetidamente porque la aceptación no va a hacer de forma inmediata. Tú decides qué alimentos le ofreces, cuándo se los ofreces y el bebé decide qué cantidad comer.

Otra recomendación importante que debes tener en cuenta en esta etapa es el agua. Se trata del mejor compañero de los alimentos para los niños a cualquier edad y ¡esta es la mejor época para dársela a conocer!

¿Y en cuanto al sueño? Tu hijo aún requiere hacer siestas diurnas. La mayoría tendrá dos períodos de sueño en el día con una duración promedio de dos horas. No te preocupes si aún no pasa la noche de largo, es frecuente que algunos niños a esta edad se despierten a comer o simplemente busquen la cercanía de mamá y papá en la noche.

Mamá, ¡tu bebé crece y adquiere nuevas habilidades de forma rápida! Quedarán grabados para siempre en tu memoria el momento en que logró sostenerse sentado, las repetidas veces que arrojó su juguete preferido para que tú lo recogieras y sus gestos al descubrir que había alimentos con sabores y texturas diferentes a la leche. ¡Disfruta cada momento! 

Dra. Amparo Díaz

MD Pediatra 

Continúa descubriendo todo sobre el desarrollo y estimulación de tu hijo en sus próximos meses con los contenidos de especialistas que tenemos para ti en el Club Mamás y Papás Alpina.

CARGANDO...

cuchara bebé