Travesuras y desarrollo de tu bebé de 18 y 19 meses

Ahora que tu bebé llegó a los 18 y 19 meses aprende herramientas para fortalecer su desarrollo y estimulación. Conoce los consejos de la Dra. Maritza Franco para su alimentación, hábitos de sueño y estimulación.

¡Tu bebé no para de crecer! La etapa comprendida entre los 18 y 19 meses está llena de aventuras y suele ser en la que los padres terminan el día agotados. Tu hijo te hará reír, correr y estar muy alerta a sus movimientos, pues ahora realiza actividades emocionantes y exploratorias que, aunque requieren tu supervisión, se suman a tu lista de recuerdos inolvidables. 

Arranca el desarrollo de sus habilidades físicas

¡Tómalo con calma! Es momento para acompañarlo y brindarle la confianza suficiente para que cada paso sea seguro, incluso cuando se tambalee al caminar. Sus habilidades y destrezas comienzan a desarrollarse y verás que ya estará listo para realizar sus primeras obras de arte.

En esta etapa también tendrás tus primeras conversaciones con tu bebé, aunque es posible que no entiendas lo que quiere decir con sus balbuceos, pero tranquila, pronto lo harás, estas acciones fortalecen su independencia y le generan habilidades para socializar y relacionarse con otros bebés. 

Su estimulación y desarrollo entre los 18-19 meses

Una duda recurrente entre los padres es cómo estimular de la mejor manera a su bebé para activar sus destrezas corporales. Con tips muy sencillos te doy la respuesta:

  • Pon pequeños obstáculos en el suelo para que el niño los pise y aprenda a caminar sobre distintas superficies.
  • Tómalo de la mano y camina dando pasos largos, alternando correr e ir muy despacio.
  • Invítalo a recoger sus juguetes del suelo haciendo que se agache y los ubique dentro de una caja.
  • Llámalo por su nombre y ayúdalo a repetir nombres de objetos o de otras personas.
  • Escucha música y hazle mover su cuerpo a modo de baile.

¿Quieres más recomendaciones? Visita nuestra infografía: ¡Todos a jugar! Ideas para estimular a tu bebé de 1 a 2 años 

Pequeños grandes logros a los 18-19 meses

En esta etapa es posible que tu bebé esté listo para perfeccionar algunas de sus habilidades y aumentar sus movimientos, pero recuerda conservar la calma porque él puede hacer estas ingeniosas maniobras un poco antes o después de esta etapa:

  • Correr a su propia velocidad.
  • Subir escaleras de la mano de un adulto.
  • Participar en juegos simbólicos o de simulación.
  • Pedir comer solo con la cuchara.
  • Reconocer objetos comunes por su función.
  • Imitar tus acciones y palabras.
  • Señalar algunas partes de su cuerpo. 

Tu ejemplo es su gran enseñanza

Si comienzas a tener dudas sobre cómo debe ser la crianza de tu hijo en esta etapa, tranquila. Estos interrogantes son una materia común entre los padres y la respuesta es bastante sencilla: el ejemplo es quizás la mejor enseñanza que se le puede transmitir a los niños. Por eso, el trato que le das en esta etapa es parte del respeto en el que muestras tu autoridad frente a ellos. Una buena recomendación es educar a través del amor, de las sonrisas y estableciendo normas claras desde temprana edad.

Utiliza el juego como herramienta para enseñarles bases de profundo respeto por ellos y por los demás, recuerda que tu creatividad a la hora de abordar estos temas le ayudará para su desarrollo y estimulación emocional.  

Los hábitos positivos hacen niños felices

Los niños de 18 y 19 meses necesitan empezar a adquirir costumbres sanas. Es recomendable que le ayudes reforzando rutinas que le vayan indicando los pasos a seguir, por ejemplo, antes de ir a la cama invítalo a cepillarse los dientes, usar su pijama y acostarse en su propia cama.

No olvides crear un ambiente propicio para que tenga dulces sueños, regulando la temperatura de su cuarto, leyéndole un cuento y acompañándolo con afecto mientras cae dormido. Si despierta y quiere ir al cuarto de sus padres invítalo a que descanse cómodamente en su cama, abrázalo y acompáñalo hasta que se vuelva a dormir.

Procura que su nutrición sea natural evitando el consumo de alimentos procesados, debes tener presente que tienes que seguir fortaleciendo rutinas claras a la hora de comer, por ejemplo, comer siempre a la misma hora y lejos de distracciones como la tv, juguetes, celulares, etc. Recuerda que los buenos hábitos alimenticios le ayudarán no solo en esta etapa, sino también para su futuro. 

¡Épocas de ganar nuevos amigos y hacer travesuras!

Cada padre y familia tendrá las experiencias propias de este grupo de edad según el temperamento e interacción con sus hijos. En esta etapa tu hijo dirá sus primeras frases cortas con las que seguro te enamorará, echará a correr y mejor aún, hará sus primeras obras de arte en todas las paredes de la casa ¡sus primeros garabatos!

Las sonrisas y el buen ejemplo son la herramienta para que socialicen con empatía y compasión con sus pares. Enséñale a compartir, ser amoroso y premia sus buenas acciones con un abrazo y un aplauso.

Sé paciente pero firme para hacer correctivos, teniendo en mente que los niños tienen personalidades distintas, recuerda que su temperamento lo puede llevar a contrariarte o a sonreír con picardía mientras hace sus travesuras ¡Disfruta cada momento!

Dra. Maritza Franco

Pediatra 

La crianza es más sencilla si la acompañas con los consejos de los especialistas. Únete al Club Mamás y Papás Alpina para disfrutar más contenidos.

CARGANDO...

cuchara bebé