Descubre el sentido de humor en tu niño de 5 años

Tu niño de 5 años se convirtió en toda una personita. Conoce los cambios de su desarrollo que experimenta en esta etapa y descubre su divertido sentido del humor.

¡A los cinco años tu niño ya es toda una personita! Algunos de los logros que verás en tu hijo durante esta etapa son: habla claramente, utiliza varias palabras para relatar sucesos o cuentos, usa los tiempos verbales con propiedad, sabe su nombre completo y los de sus familiares. También notarás que conoce algunas letras, números y colores, empieza a dibujar ciertas figuras geométricas y dibuja personas con cuerpo.

Igualmente, verás que tu niño es mucho más ágil porque puede pararse en un pie, saltar en dos pies o alternándolos, trepa y puede columpiarse, se viste y se desviste solo y usa el inodoro por su cuenta. Sin embargo, es importante que lo apoyes en la limpieza del área genital y el lavado de manos. En la mesa utiliza cuchara y tenedor apropiadamente. 

La amistad: un complemento importante para el desarrollo de tu hijo de 5 años

Para tu hijo de 5 años sus amigos son muy importantes, a esta edad ya es capaz de diferenciar a los niños de las niñas y disfruta del juego compartido, quiere parecerse a sus compañeros, le gusta complacerlos, y lo más divertido, establecen juegos donde se mezcla la fantasía con la realidad, aunque son muy conscientes de diferenciar lo que es real de lo que está en su imaginación.

Propicia actividades al aire libre en compañía de otros niños que le permitan a tu hijo reforzar sus habilidades motoras y la socialización, pero recuerda que la supervisión constante y las medidas de seguridad son esenciales en todos los entornos.

Estos momentos también serán muy divertidos para ti. Ver como tu hijo salta, logra columpiarse sin ayuda, disfruta con sus primeros amigos y hace chistes, son instantes que vas a ir atesorando en tu memoria. 

El lenguaje: la herramienta de tu niño para divertirse y expresar su forma de ser

Aunque el sentido del humor está presente en los niños desde los primeros meses de edad, a los 5 años el niño aprende a utilizarlo para vincularse con otras personas. Las palabras son un instrumento valioso para expresarse en este contexto: cambia el nombre a los objetos o a las personas, puede usar apodos cariñosos y experimenta con palabras haciendo sus propias rimas que son divertidas para él.

Recuerda que el buen humor ayuda a tu hijo a ser más competente desde el punto de vista social y lo va a ayudar a ser más seguro, más creativo y a mirar a los demás y a sí mismo con flexibilidad y benevolencia ¡Descubran juntos el poder de los chistes! 

Consejos para incentivar el buen humor de tu hijo:

  1. Aprueba y celebra las expresiones de humor de tu hijo.
  2. Planea juegos donde se escenifiquen situaciones graciosas, exageradas, absurdas.
  3. Recurre a los trabalenguas, rimas, relatan situaciones graciosas y nos hacen reír de nosotros mismos
  4. No permitas que nadie se burle de tu hijo en esta o en otras circunstancias. También enséñale que está bien reírse con otras personas, pero que no es correcto burlarse de otros.

Es frecuente que a esta edad tu hijo descubra las groserías o malas palabras, la mayoría de los niños no las entienden, pero sí captan el impacto que logran en el adulto al utilizarlas. Es aconsejable que no celebres ni recrimines el uso de estas, procura explicarle en privado que no son palabras “bonitas” para ser usadas por él y recuerda ¡Sé un buen ejemplo y no las uses tú! 

¡Qué grandiosa personita es tu hijo de 5 años!

A esta edad tu hijo entiende y acepta normas con más facilidad, muestra independencia en su propio cuidado y coopera con actividades de la casa. Como en todas las etapas del niño, la actitud y el ejemplo de sus padres es fundamental: tu hijo requiere tener claras las normas y lo que se espera de su comportamiento, esto se logra si se hace de forma reiterada, coherente, consistente y de común acuerdo entre los padres y cuidadores.

Recuerda que los adultos son modelos para los niños y ante comportamientos no deseados es importante mantener el control y la calma. El objetivo de la crianza no es castigar a un niño por “malas conductas”, sino educar con cariño en el autocontrol, el respeto por los demás, aprender a esperar, entre otros. Tampoco está de más decir que golpes o gritos nunca pueden ser parte de la crianza.

¿Adivina qué? Tu hijo está listo para iniciar la etapa escolar donde además de libros y útiles escolares, llevará consigo todas las experiencias y momentos que ha compartido contigo durante estos 5 maravillosos años.

Dra. Amparo Diaz

Pediatra

¿Qué ha sido lo más emocionante que has vivido con tu niño durante estos 5 años? Cuéntanos en los comentarios, queremos conocerte. 

CARGANDO...

cuchara bebé