Guía de alimentación para un niño en etapa preescolar

La etapa preescolar de tu hijo es una de las más divertidas de la crianza y también una de las más importantes a nivel nutricional. Conoce algunos tips que te guiarán a brindarle una alimentación adecuada.

Tu hijo sigue creciendo y llegó a uno de los momentos más importantes de su desarrollo. Se trata de la etapa preescolar, donde notarás que está mucho más activo, quiere jugar todo el tiempo, disfruta compartiendo con sus amiguitos y le encantan las actividades al aire libre.

Estos cambios requieren ser apoyados con una nutrición adecuada que le permita reponer toda esa energía que ahora está gastando y lo más importante ¡Crecer con todos los nutrientes!

Para un niño en etapa preescolar todas las comidas son muy importantes para su nutrición, pero hay algunas que por las rutinas de este momento cobran una importancia especial. La primera es el desayuno, que al ser la primera comida del día le aporta un 25% de la energía que el niño requiere en su jornada.

Las meriendas también tienen una importancia especial para la alimentación de un niño en etapa preescolar. Hacer una lonchera nutritiva para tu hijo va a requerir mucho amor e imaginación para hacer preparaciones que sean atractivas, deliciosas y nutritivas.

La etapa preescolar también se convierte en un momento importante para reforzar los hábitos alimenticios positivos y enseñar con el ejemplo, las comidas en familia deben ser otro momento especial para tu hijo, donde juntos compartan la importancia de los alimentos y hablen sobre los momentos más especiales del día.

En esta época también comienzan las fiestas y las piñatas ¡No te preocupes! Incluso en esos momentos es posible llevar una alimentación adecuada. También es importante aprender a leer de forma adecuada la tabla nutricional de los alimentos que le das a tu hijo y así puedes asegurarte de que tenga una entrada al jardín con todos los nutrientes, evitando enfermedades como la anemia que es un mal muy común en nuestros niños.

Hay dos elementos más que completan la guía de alimentación para un niño de 2 a 5 años. El primero es la actividad física ¡Dile no al sedentarismo! La actividad física es un ingrediente clave para la nutrición de tu hijo. El segundo es una adecuada hidratación. Así que, no olvides incentivar a tu hijo a tomar agua a menudo, especialmente después de esas largas y divertidas jornadas de juego.

Mi manual del bebé

Únete al Club Mamás y Papás Alpina y descubre contenidos escritos por especialistas que te guiarán para lograr una nutrición adecuada con tu hijo de 2 a 5 años.

CARGANDO...

cuchara bebé