¿Qué es la disciplina positiva y la crianza respetuosa?

Los niños no vienen con un manual de instrucciones, pero la Dra. Diaz te da algunas recomendaciones para criar a tu hijo bajo los lineamientos de la disciplina positiva y la crianza respetuosa.

Ser padres es la función más importante de quienes toman esa decisión y cada uno de nosotros anhela ser el mejor padre para nuestros hijos. Para poder ejercer esta importante responsabilidad es importante revisar el “equipaje” que traemos, adquirir las herramientas que sean necesarias y sacar de la maleta lo que los expertos no recomiendan.

La forma como educamos y criamos a nuestros hijos está determinada por las experiencias de crianza que tuvimos en nuestra familia. Con frecuencia nos sorprendemos repitiendo frases o actitudes de nuestros padres en la interacción con nuestros hijos.

Por consiguiente, traemos a la crianza de nuestros hijos todo lo positivo, pero también lo negativo de nuestras historias. Para trabajar esta situación es buena idea compartir y dialogar acerca del tema con personas que puedan hacer aportes basados en el conocimiento del desarrollo físico y emocional de los niños, como pediatras, psicólogos o educadores. 

¿Y tú con cuál estilo de crianza te identificas?

Existen diferentes estilos de crianza siendo los más conocidos el autoritario, el permisivo y el de crianza respetuosa.

  • En la crianza autoritaria

    El adulto no considera al niño sujeto de derechos y recurre a mandar, dominar, intimidar y castigar. El niño debe tener una sumisión total al autoritarismo del adulto, el que manda es el adulto y punto.
  • Estilo de crianza permisivo

    Padres y cuidadores no establecen límites y normas con los niños, no son consistentes en su mantenimiento. Piensan que el mal comportamiento de los niños es culpa de otros y ceden a todo lo que este pida para no entrar en conflicto.
  • Crianza respetuosa

    Padres y cuidadores conocen, comprenden y responden adecuadamente a las necesidades de los niños. Establecen una relación basada en el buen trato, se convierten en modelos y guían a los niños con el establecimiento de normas y límites claros, lo haces a través del afecto y firmeza, sin utilizar ningún tipo de violencia.

Es fácil concluir que la crianza respetuosa facilita la interacción diaria con los niños y ayuda a construir una relación con ellos donde se fortalece la autoestima, seguridad, independencia y autocontrol, las cuales son herramientas esenciales para la vida. 

¿Y la disciplina dónde queda?

Los modelos de crianza se basan en modelos de disciplina. La crianza respetuosa se apoya en la disciplina positiva, antes de profundizar en ella, aclaremos algunos conceptos sobre el término disciplina.

La disciplina es un concepto que se asocia de forma equivocada a rigidez, severidad o castigos. Disciplinar es sinónimo de enseñar y se refiere a la forma o manera ordenada, coordinada y sistemática para hacer las cosas en el hogar o en el colegio en el caso de los niños.

La disciplina efectiva ayuda a los niños a tener adecuados comportamientos en los diferentes entornos donde se desempeñan, lo cual es de gran beneficio para ellos y para las personas con las que interactúan en la familia, en el colegio y en la comunidad.

Entonces, toma en cuenta que disciplinar no es castigar cuando el niño se ha portado mal. La disciplina permite establecer y acordar normas, límites y consecuencias de los comportamientos buscando que el niño haga adecuadas elecciones y se comporte bien. 

Comunicación, afecto y respeto son claves para la disciplina positiva

La disciplina positiva es un modelo de enseñanza que se basa en la comunicación, el afecto y el respeto. Tiene en consideración las etapas del desarrollo del niño y su forma de comportarse para establecer guías, normas y límites de forma afectuosa y firme. Están excluidos de este modelo el control excesivo y la permisividad.

Aplicas disciplina positiva con tu niño cuando:

  • Eres amable, amoroso y firme con él, lo uno no excluye lo otro.
  • Te conectas con tu hijo a través de la comunicación y el afecto.
  • Ayudas a tu niño a desarrollar habilidades para la vida como respeto, colaboración, responsabilidad, resolución de problemas.
  • Involucras activamente a tu hijo haciéndolo consciente de sus capacidades.
  • Acompañas, lideras, guías y orientas a tu hijo.
  • Demuestras tu afecto y no condicionas su comportamiento.
  • Lo respetas, reconociendo que es un ser en formación, con aciertos y desaciertos en su comportamiento.
  • Eres empático con tu hijo, validas sus emociones y le ofreces formas apropiadas de expresarlas.

La disciplina positiva es eficaz a corto y a largo plazo. En la medida en que el niño va creciendo, dialoga y establece acuerdos incluyendo consecuencias derivadas de sus acciones y decisiones. La finalidad es el aprendizaje, no el castigo. 

7 consejos para aplicar la crianza respetuosa y la disciplina positiva en casa:

  1. La planeación y el establecimiento de metas a corto plazo son necesarios para empezar. Evita improvisar.
  2. Busca información acerca de lo que es normal y adecuado en el comportamiento de tu hijo según su edad, de esta forma sabrás qué debes esperar y planear para esta etapa.
  3. Recuerda que enseñamos con nuestros actos más que con nuestras palabras ¡Sé su ejemplo para seguir!
  4. Intenta mantener la calma para responder ante un inadecuado comportamiento del niño. Tómate un tiempo para pensar y decidir cuál es la mejor forma de responder.
  5. Nunca utilices expresiones de maltrato verbal o conductual: insultos, amenazas, menosprecio, golpes.
  6. No ridiculices al niño ni lo critiques, recuerda que lo inadecuado es la conducta, no el niño.
  7. Recuerda que firmeza no es igual a dureza. Puedes mantenerte firme siendo afectuoso con tu hijo.

La crianza es una gran aventura y hay un secreto que debes saber: ¡está permitido equivocarse! Lo importante es hacer sentir a nuestros hijos que los amamos y respetamos incondicionalmente, lo cual no es igual a aceptar comportamientos inadecuados ¡Relájate y disfruta el camino!

Dra. Amparo Díaz

Pediatra 

Haz de la crianza una aventura inolvidable con los consejos y recomendaciones de los especialistas. Únete al Club Mamás y Papás Alpina y disfruta de muchos más contenidos y charlas exclusivas.

CARGANDO...

cuchara bebé