¡Mi bebé tiene sarpullido! ¿Será que es alérgico a un alimento?

Tu bebé comienza a explorar el mundo de los alimentos, esto abre un mundo de posibilidades y cambios. Conoce cómo identificar si tu bebé desarrolla una alergia alimentaria o intolerancia.

Comenzó la alimentación complementaria, esto quiere decir que tu bebé además de su leche materna, también se abre al mundo de los alimentos y comienza a explorar sabores y texturas. Si bien este proceso es importante para el crecimiento y desarrollo del niño, es posible que comiences a notar en tu pequeño algunos cambios que pueden estar relacionados al consumo de los nuevos alimentos como sarpullidos o alergias a un alimento.

Cuando los padres o cuidadores observan en el niño la aparición de un brote o sarpullido lo natural es pensar que se trata de una alergia alimentaria ¿la razón? Ante una alergia alimentaria el órgano que frecuentemente suele estar más comprometido es la piel.

¿Qué se debe tener en cuenta cuando se habla de alergias por alimentos?

Sin embargo, existen otras consideraciones que hay que tener en cuenta cuando se habla de alergias alimentarias, conoce algunas de las más relevantes:

  • Las alergias alimentarias, por fortuna, son muy poco frecuentes y la mayoría se logran resolver entre el primer y tercer año de vida. Pocas son las que permanecen toda la vida, como lo puede ser la alergia al maní o a los mariscos.
  • Las alergias son un mecanismo del sistema inmunológico ante un alimento que identifica como “extraño” y por ende origina una reacción.
  • Las reacciones más comunes frente a una alergia es la aparición de algún brote en el cuerpo y en algunas ocasiones diarrea o heces con pintas de sangre. También se pueden presentar otros síntomas como dificultad para tragar o respirar debido a un proceso de hinchazón de órganos como la garganta y/o la lengua.
  • Las manifestaciones de la alergia pueden ocurrir inmediatamente se ingiere el alimento o pueden tardar algunas horas.

Hablemos de alergias alimentarias vs. intolerancias

En ocasiones es frecuente confundir las alergias alimentarias con intolerancia a los alimentos. Es posible que algunos síntomas puedan coincidir, no obstante, son diferentes. Acá te contamos cuales:

La intolerancia a los alimentos involucra una alteración del proceso digestivo que ocasiona un malestar en el niño o persona, ya que la comida no puede ser digerida correctamente o irrita el sistema digestivo. En tal sentido, los síntomas que se pueden presentar son gases, cólicos, diarrea y/o dolor de cabeza.

Las alergias alimentarias por su parte tienen reacciones que van más allá de un malestar, son reacciones que pueden llevar un riesgo fatal, ya que se trata del cuerpo tratando de defenderse de una sustancia que considera extraña con riesgo potencial de ocasionar daño.

En tal sentido, las alergias a los alimentos solo las puede diagnosticar un especialista de la salud. Recuerda que tu bebé está comenzando a descubrir el amplio mundo de los alimentos y sus sabores, algunos pueden ocasionarle diferentes reacciones mientras su cuerpo aprende a tolerarlos, sin que esto signifique una alergia. Si observas reacciones que te hagan sospechar de la existencia de una alergia alimentaria lo mejor es consultar al pediatra.

Sobre las alergias alimentarias también toma en cuenta:

  • No elimines alimentos de las comidas de tu bebé sin antes consultar al médico. Las dietas de exclusión sin un diagnóstico previo y sin la orientación del personal de salud pueden llevar a riesgos o deficiencias nutricionales que pueden afectar el desarrollo de tu bebé.
  • Las alergias alimentarias no son hereditarias. Sin embargo, si alguno de los papás sufre de algún tipo de alergia alimentaria, por ejemplo, a los mariscos, el bebé tiene un mayor riesgo de desarrollar una alergia alimentaria (no necesariamente a los mariscos).
  • No existe un medicamento que resuelva la alergia alimentaria; el manejo fundamental es retirar el alimento causante de la alergia y posteriormente, de manera asistida y controlada por un profesional médico, se va reintroduciendo el alimento causante de la alergia de forma gradual. Existen algunos niños que presentan durante toda la vida la alergia alimentaria, sin embargo, la mayoría de las alergias alimentarias se resuelven entre los 18 y 36 meses de edad, por ejemplo, la alergia a la proteína de leche de vaca es una de las que más frecuentemente se logra resolver antes de los 3 años.
  • Pero… ¿Se pueden prevenir las alergias alimentarias?

    Evitar la aparición de alergias es muy difícil, casi imposible, pero lo que SÍ puedes hacer es disminuir el riesgo de aparición ¿cómo? Con tu leche materna. La lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida del bebé y continuarla posteriormente junto a la alimentación complementaria hasta los 2 años es una excelente estrategia para disminuir el riesgo de aparición de alergias alimentarias.

    Otra recomendación para la disminución del riesgo de aparición de alergias alimentarias es la introducción de alimentos con potencial riesgo alergénico a partir de los 6 meses de edad y antes de cumplir el primer año. Algunos de los alimentos que suelen producir más alergias son el huevo, el pescado, los mariscos, la fresa, la piña, el tomate de árbol y el maní (este último puedes darlo en compota), por tanto, puedes priorizarlos para dárselos a tu bebé durante sus primeros meses de alimentación complementaria. Recuerda que al introducir un alimento nuevo es adecuado realizarlo por 2 o 3 días de forma consecutiva y sin otro alimento para valorar la presencia de síntomas alérgicos (sarpullido) una vez sea consumido.

    Recuerda la alimentación complementaria es una gran etapa exploratoria, en la que también empiezas a formar hábitos alimentarios positivos en tu bebé. No lo limites y permite que se adentre sin miedo en la amplia variedad de sabores que le esperan y cuenta siempre con la orientación de tu pediatra.

    Descubre cómo empezar a darle sólidos a tu bebé aquí:

    Dra. Victoria Álvarez

    Pediatra

    La crianza es más fácil si cuentas con los consejos y recomendaciones de los especialistas. Únete al Club Mamás y Papás Alpina para disfrutar de más contenidos.

CARGANDO...

cuchara bebé